El diseño de la publicación se puede dividir en una serie de elementos clave que incluyen reuniones con clientes, investigación, diseño de página, tipografía, formato, imágenes y contenido. La clave para tener éxito en el proceso de diseño de la publicación es comprender completamente la importancia de cada uno de estos elementos y cómo se unen para crear libros, revistas y otras publicaciones.

Paso 1: Conoce a tu audiencia

Antes de hacer cualquier otra cosa, es importante preguntarse quién verá y leerá el producto final y por qué. ¿Estás trabajando en una novela de ciencia ficción de un aclamado autor o una revista de oficios para la industria del hormigón? A veces es un informe anual para una gran empresa. Cualquiera que sea el caso, entienda que las diferentes audiencias significan cosas diferentes para el diseño.

Diseñar es planificar y preparar, así que ten esto en cuenta cuando trabajes en una publicación. Comprenda que el tipo de publicación dictará una parte significativa de las necesidades del cliente. Por ejemplo, si el cliente le ha pedido que prepare el informe anual de su compañía, está buscando una manera efectiva de distribuir grandes porciones de información a sus empleados y accionistas. En este caso, es imperativo mantener la información que proporcionan en un método tan puro como sea posible para garantizar la honestidad, la transparencia y la comprensión.

Al diseñar la portada de un libro para un autor de ficción, se le pedirá que capture la esencia de la historia de una manera que sea honesta y que también venda libros.

Y al crear una publicación comercial para la industria del concreto, encontrará que su principal desafío es crear algo que parezca divertido e interesante de leer, a la vez que mantiene una vibra profesional que complacerá a los anunciantes.

Paso 2: centrarse en las necesidades de la audiencia

Si bien el cliente paga por sus servicios, no son los únicos que leerán el producto terminado. Dependiendo del tipo de publicación en la que esté trabajando, el producto terminado puede ser leído por docenas, cientos o incluso miles de personas.

Por esta razón, es importante centrarse en las necesidades de su audiencia además de lo que el cliente quiere. Los empleados o accionistas que están leyendo un informe anual de una empresa deben poder comprender el contenido. Mirar las páginas de datos o texto es desalentador para la mayoría de los lectores. Su trabajo es hacer que la información sea más fácil de digerir. En un documento corporativo como este, centrarse en gran medida en el diseño, los cuadros y los gráficos ayudará a los lectores a comprender la información presentada.

Para la portada de un libro, crear la imagen perfecta para la portada es importante para atraer a lectores potenciales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el diseño de la portada de un libro es mucho más que simplemente vender un libro. Una cubierta de libro bien diseñada también sirve como un recordatorio para el lector de lo que disfrutaron en el libro. También puede animarles a comprar de ese autor nuevamente cuando lo vean en su estantería. También es importante en este día y edad considerar la capacidad de compartir. Una gran portada podría haber sido compartida en línea y aumentar la exposición para el autor.

Paso 3: Reunión con el cliente.

Si bien las reuniones generalmente no se consideran muy divertidas, son muy necesarias y son uno de los aspectos más importantes del proceso de diseño de publicaciones. Las reuniones le dan al cliente la oportunidad de explicar lo que quieren y le dan la oportunidad de establecer sus términos.

Asegúrese de discutir claramente el presupuesto del cliente y cualquier otra expectativa. Póngase de acuerdo con el calendario de pagos y hable claramente acerca de cuántas revisiones completará hacia el final del proceso. Nada es peor que trabajar mucho más allá de su presupuesto de tiempo para arreglar un número aparentemente interminable de revisiones.

Establezca una forma para que pueda realizar un seguimiento de todas sus horas. Esto le ayudará a rendir cuentas no solo al cliente, sino también a usted mismo. Incluso usar un simple cronómetro te ayudará a grabar cuando estás haciendo un trabajo y cuando solo estás tomando un descanso para tomar un café.

Paso 4: Investigación

Ahora es el momento de investigar materiales similares. Investigue buenos y malos ejemplos del tipo de publicación en la que está trabajando.

El bueno

¿Encontraste algo que te gusta? ¿Qué te gusta de ello? ¿Es atractivo mirar? ¿Es interesante? Anota todas las cosas que ves y aprecias.

Preste atención a lo que se está haciendo bien y trate de emularlo en su propio trabajo. Sin embargo, nunca plagiar o copiar el trabajo de otras personas. Basta con inspirarse en ello.

El malo

En su investigación, inevitablemente encontrará ejemplos de trabajos mal hechos. Similar a los buenos ejemplos que encontró, escriba qué están haciendo mal estas publicaciones. Tal vez sea feo, prolijo o mal distribuido. En cualquier caso, intente comprender por qué está mal hecho y qué puede hacer para evitar estos inconvenientes en el diseño de publicaciones.

Referencia general

Además de descubrir ejemplos buenos y malos de trabajos similares, también tome nota de cualquier cosa relacionada con lo que está trabajando. Es importante estar bien versado en el tema de su proyecto y tener un buen conocimiento de la cultura popular y las tendencias de la industria hará que su trabajo se destaque del desorden. Esto te hace un mejor diseñador a corto y largo plazo.

Paso 5: Consigue el boceto

Ahora que ha hecho su tarea y sabe con qué está lidiando, es hora de comenzar a desarrollar sus diseños con lápiz y papel.

Haga un bosquejo de algunos conceptos aproximados de cómo le gustaría que se vea y se sienta la publicación. No descartes nada como “malo” todavía. Deja que las ideas fluyan en el papel de forma natural. No te preocupes por estar desordenado, solo dibuja.

Si lo siente, vaya un paso más allá y dibuje mapas de palabras que describan la sensación que desea que transmita la publicación.

Paso 6: Pasando a lo digital

Con algunos borradores completos, ahora puede iniciar su software de diseño de diseño. La mayor parte del diseño de publicaciones se realiza en Adobe InDesign. Mientras que algunas compañías usan otro software, InDesign es el estándar de la industria.

Comience su diseño creando marcadores de posición para el contenido de acuerdo con sus borradores. Si necesita ver cómo se verá el texto, complete los cuadros del marcador de posición haciendo clic con el botón derecho en una selección y seleccionando la opción “Rellenar con texto del marcador de posición”.

Una vez que haya colocado los cuadros y el texto de su marcador de posición, puede centrarse en el estilo. Esta será una decisión creativa que pesará mucho en su talento y experiencia. Sus discusiones con el cliente y su investigación de la industria servirán como pautas para su diseño. Concéntrese en la personalidad y la sensación de la marca, la empresa y la publicación.

Recuerde que las fuentes serif son más fáciles de leer para los bloques largos de texto, y las fuentes sans serif parecen mucho más limpias y modernas, pero son mejores para usar en cosas como títulos y titulares. Trate de usar un máximo de dos tipos de letra para todo el documento, ya que más que eso puede distraer al lector.

Una vez que haya terminado de configurar el tipo, elegir los colores y diseñar el diseño, puede insertar las imágenes adecuadas. Dependiendo del presupuesto con el que esté trabajando, es posible que deba encontrar imágenes de código abierto (gratis), comprar fotografías de archivo de un sitio web como iStock Photo o incluso trabajar con un fotógrafo contratado para crear imágenes personalizadas. Recuerda: nunca incluyas imágenes solo para ocupar espacio. Incluya imágenes que reflejen el contenido con precisión, amplíe el mensaje de la marca o mejore la comprensión del contenido por parte del lector.

Paso 7: Revisiones

Si crees que has terminado, piénsalo de nuevo. Ahora es el momento de revisar y editar su trabajo. Los errores tipográficos y los errores de hecho subrayan todo el trabajo arduo que ha realizado para crear esta publicación. Y si bien estas cosas suelen ser responsabilidad del editor, pueden tener una mala imagen de ti como alguien que trabajó de primera mano con el contenido.

En esta parte del proceso, encontrará que el cliente tendrá algunos cambios para usted. No se tome esto en serio, es parte del proceso de diseño de la publicación. El objetivo final de cualquier diseño es satisfacer al cliente, al público y a su yo creativo, pero saber que lo que el cliente quiere casi siempre gana al final.

Asegúrese de vigilar las horas que ha iniciado sesión y la cantidad de cambios que usted y el cliente acordaron al inicio del proceso.

Paso 8: ¡Está hecho!

Parecía que este día nunca llegaría, pero, por desgracia, está aquí. Prepare su trabajo para imprimirlo, verifique dos veces sus márgenes y sangrados. Asegúrese de que su resolución sea de 300 ppp o superior, empaque el archivo con todas las fuentes y enlaces, y envíelo. Date una palmadita en la espalda!

Te reíste, incluso podrías haberte sacrificado. Por fin, se acabó. Esperamos que el cliente esté contento con lo que has producido y te sientas bien al respecto. Prepare la pieza para imprimirla asegurándose de que los márgenes y sangrados estén donde deben estar, aumente la resolución hasta 300 ppp o más, empaque el archivo con todas las fuentes y enlaces, y envíelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here