Los libros son posesiones preciadas que deben cuidarse y cuidarse en consecuencia. Un libro bien cuidado puede resistir la prueba del tiempo y también lo ayudará a mantener su valor si necesita o quiere venderlo en una fecha posterior. Este artículo le brinda seis consejos principales que lo ayudarán a cuidar su colección de libros.

Tratar con cuidado

Cuando esté leyendo alguno de sus libros, siempre debe asegurarse de que sus manos estén completamente limpias. Evite comer o beber cuando lea libros antiguos o preciosos, ya que un pequeño resbalón podría dañarlos permanentemente. Cosas como los aceites para manos y las cremas para las manos también pueden manchar las páginas del libro.

Polvo

Debe tomarse el tiempo para desempolvar sus libros en ocasiones regulares. Una acumulación de polvo y suciedad puede llevar a libros dañados y manchados. Use un suave plumero especialmente diseñado para limpiar el polvo de sus libros. Siempre sea amable cuando saque el polvo de sus libros, y asegúrese de desempolvarlos comenzando con el hechizo y trabajando hacia afuera para que el polvo no se quede atascado dentro de la columna vertebral del libro.

Almacenar correctamente

Asegúrese de elegir una buena ubicación de almacenamiento para sus libros. Si se colocan en una estantería, debe mantenerse alejado de cualquier sistema de calefacción. Los calentadores pueden dañar los libros al secarlos y hacer que las páginas se arruguen. Mantenga los libros alejados de la luz solar natural, ya que con el tiempo esto decolorará el color de los libros. Finalmente, guarde sus libros lejos de lugares propensos a la humedad. Si coloca accidentalmente un libro en un área húmeda, intente frotarlo suavemente con un paño y luego colóquelo a la luz del sol para que se seque normalmente durante aproximadamente 45 minutos.

Tenga cuidado con la columna vertebral

Cuando compras un libro nuevo, la columna vertebral a menudo puede ser muy rígida. Nunca fuerce el libro para abrirlo, ya que esto puede dañar la columna vertebral y las páginas del libro. En su lugar, coloque el libro sobre una mesa y sostenga el lomo verticalmente y luego permita que las otras páginas caigan suavemente sobre la mesa, presionando pequeños lotes de ellos hacia abajo mientras caen.

Apilarlo bien

Asegúrese de colocar todos los libros que están en una estantería para que no estén en ángulo. Coloque libros de tamaño similar uno junto al otro para que no haya libros que presionen demasiado en los otros libros. Además, trate de no empacar los libros demasiado apretados en un estante, ya que esto podría rayarlos cuando intente sacarlos.

Especialistas en limpieza de libros

Si tiene un artículo de coleccionista o un libro que es muy querido y que está dañado, no intente arreglarlo usted mismo, en realidad podría empeorar el problema. En su lugar, puede llevarlo a un especialista en limpieza de libros y repararlo profesionalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here