El ensayo es un género popular. El problema es que el número de ensayistas para el espacio en la página es mucho mayor que los lugares disponibles. Por ejemplo, la columna de The New York Times Modern Love encontró miles de presentaciones cada año de las cuales solo 52 por carrera. ¿Quieres atraer la atención de un editor con tu ensayo personal y obtener un lugar codiciado en tu publicación favorita? Asegúrese de no estar cometiendo uno de estos errores comunes de prueba.

1. El uso de la prueba para ventilar.

Los escritores suelen utilizar un ensayo como una oportunidad para expresar una postura moralista, despotricar sobre un tema controvertido o la salida de un miembro de la familia. No lo hagas. Si toma una posición sobre un tema, perderá a su lector en el momento en que ella (o él) le dé su punto. En cambio, desafíe al lector a adoptar su propia posición sin decirlo abiertamente. Dele a su lector una nueva forma de ver el tema compartiendo parte de sí mismo y mostrando su experiencia, y es posible que, indirectamente, cambie el punto de vista. Los principiantes también tienden a subestimar la ayuda de terceros. Al combinar todas las habilidades personales con la ayuda de otros, un ensayista aficionado puede ser mejor en el futuro.

2. Eliminar privilegios en la página.

La mayoría de los primeros borradores críticos vienen con al menos tres líneas de palabras superfluas que pueden ir fácilmente sin impactar la pieza. Mira cómo suena tu sonido si comienzas con la cuarta o quinta oración.

3. La escritura larga.

No tengas miedo del cuchillo de carnicero. Cuando esté revisando y puliendo un ensayo, asegúrese de que lo que ha escrito es escaso, no hay palabras innecesarias y no hay anécdotas superfluas ni tonterías. Si necesita recortar su pieza para que quepa en una columna en particular, intente cortar palabras adicionales o incluso más gráficos, y vea si su pieza aún funciona. Y no esté tan contento con la forma en que ha convertido una frase que lo mantiene en su parte a pesar de que no agrega ni respalda su conclusión.

4. No utilice la vida cotidiana como ejemplo para el juicio

El trabajo de un ensayista es extraer el significado universal de los hechos y experiencias de la vida mundana. He escrito sobre la colección de juguetes de mi hermano, la cocina de mi abuela y mis intentos de seleccionar el vino perfecto para combinar con un plato. No importa de qué se trate tu historia, debe implicar algún tipo de transformación personal que te permita ver el mundo de otra manera. ¿Su historia hace que los lectores sientan algo, o piensen en un problema de otra manera? ¿Los motivará a actuar (por ejemplo, llamando a su madre)? Si tu pieza hace que los lectores recuerden un evento o una experiencia de vida propia, es probable que hayas creado un gran ensayo.

5. Usa lenguaje vago

Muchos escritores tienden a usar palabras y frases repetidas a veces. Pruebe esta edición de auto-experimento: resalte todos los adverbios y adjetivos en su pieza. ¿Son esas las mejores palabras para el trabajo? ¿Puedes encontrar las palabras mejores, más ricas o más significativas? ¿O descubrirás que has usado los mismos adjetivos una y otra vez? Cada descripción solo debe aparecer en tu pieza una vez. Mira tus verbos. ¿Son verbos de acción? Pintoresco, contundente y preciso? ¿O tienes muchos verbos “para ser” que no imprimen ningún significado?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here