Baudrillard es un filósofo posmoderno y postestructural conocido por sus contribuciones únicas al mundo. Sus conceptos de contextualización gobiernan muchos conceptos como tecnología, lógica difusa, funcionalidad, hiperfuncionalidad, fin de lo simbólico, hipermercado, simulacro y simulación.

Lo más notable es la lectura de Baudrillard en tecnología. La tecnología en el mundo posmoderno está estructurada en las grandes narrativas de oposición y contraste. Hay una deuda en el mundo donde debería recurrirse a la agricultura ecológica o la agricultura con semillas genéticamente modificadas. Los ecologistas y los tecnólogos están en pie de guerra unos con otros. ¿La tecnología invade la privacidad del yo? Sí, en cierto modo lo hace. Empresas cibernéticas como Google y Yahoo recopilan información personal y la transmiten para generar anuncios. En una sociedad tecnológica no estamos libres de vigilancia. También hay efectos positivos de la tecnología como la difusión de las redes sociales y su uso por parte de los individuos. Twitter, Facebook y blogs como WordPress y Blogger ayudan a generar opinión pública y también ayudan a informar noticias que han sido ignoradas por los medios de comunicación principales.

Para Baudrillard hay tres niveles de simulación y son el primero, el segundo y el tercero. El primer nivel de simulación es una copia obvia de la realidad. Esto se puede ejemplificar con el reporte de noticias sobre eventos actuales, como por ejemplo: el golpe de estado en Zimbabwe. El segundo nivel de simulación desdibuja el límite entre la realidad y la representación. Un ejemplo que podría usarse es un modelo que representa la estructura del modelo de ADN. El tercer tipo de realidad es el que se produce en el espacio virtual. Para ilustrar con un ejemplo: tomemos el juego Blue Whale, un juego virtual que lleva a los adolescentes al suicidio. Otro ejemplo: sería el comentario editorial en un periódico. Para Baudrillard, todas estas simulaciones trabajan juntas para crear una sociedad hiper-tecnológica.

El siguiente concepto utilizado por Baudrillard es la lógica difusa. Esto podría explicarse con un ejemplo; por ejemplo, el aire acondicionado en los automóviles se puede configurar para que funcione en un modo automático. Los pilotos pueden establecer patrones de vuelo en un modo auto-conducido. Estos son ejemplos de lógica difusa. Otro ejemplo serían los juegos de guerra simulados operados con una computadora.

El siguiente concepto utilizado por Baudrillard es la hiperfuncionalidad. Un ejemplo clásico de hiper-funcionalidad son los hipermercados. En un hipermercado conseguimos comprar todo tipo de bienes de consumo. A las sociedades posmodernas de hoy les gusta usar los artilugios. Un gizmo es una construcción tecnológica hecha para proporcionar placer y utilidad a los consumidores.

El siguiente concepto utilizado por Baudrillard es el final de lo simbólico. Me gustaría estar en desacuerdo con Baudrillard. Como ejemplo me gustaría usar el lenguaje. El lenguaje es una construcción simbólica de signos y los signos están formados por el significante y el significado. Un significado es una idea abstracta y un significante es una cosa concreta sensible y pertenece al reino de los sentidos. Los editoriales de un periódico son simbólicos, ya que pertenecen al ámbito de las ideas. Toda nuestra comunicación a través del proceso de uso del lenguaje es simbólica.

El siguiente concepto utilizado por Baudrillard es el simulacra. Un simulacra se define como un original para el que no existen copias. Un ejemplo sería el de los medios de comunicación que dan una opinión sobre temas de actualidad. Dependiendo de si los medios de comunicación son opiniones correctas o izquierdas como un simulacro variaría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here