Durante mucho tiempo, he estado leyendo textos literarios y filosóficos. Me gustaría enumerar algunas ideas que me han fascinado.

Cuando pienso en Sócrates me asombro. Era el hombre más sabio del mundo. Su famosa frase es: “Conócete a ti mismo”. Mirándolo filosóficamente, uno realmente no puede conocerse a sí mismo en toda su extensión. Todavía uno está fascinado por la idea del yo y su conocimiento. Me maravillo de Sócrates, que se convirtió en un mártir por el hecho de ser un filósofo.

A continuación me sorprende la alegoría de la cueva de Platón. Ha utilizado esta alegoría para explicar la teoría de las formas. Todos los hombres viven en una cueva oscura y desde su pared, pueden ver una luz brillante penetrándolos. Lo que quiso decir Platón es que hay un mundo suprasensible fuera de la existencia de un mundo sensible.

A continuación me gustaría aprovechar el concepto de dialéctica. La dialéctica es tan antigua como Sócrates. Utilizó la dialéctica como método de pregunta y respuesta y allí llegó a la verdad. El concepto de dialéctica fue transformado por Hegel. Para Hegel había una tesis, una antítesis y una síntesis. La idea de la dialéctica fue luego transformada por Marx en materialismo dialéctico. Para él toda la historia estaba basada en la idea de producción. Los productores eran los capitalistas y los trabajadores el proletariado. Toda la superestructura de la sociedad, al igual que sus instituciones legales, políticas y culturales, provienen directamente de una base materialista que es la capacidad productiva. En un sistema capitalista el proletariado se explota. Marx creía que se produciría una revolución y se establecería el comunismo en los confines de la tierra.

A continuación, me gustaría abordar la teoría del arte de Nietzsche llamada El nacimiento de la tragedia. El arte ocurre cuando los elementos apolíneos y dionisíacos coinciden. Los elementos apollonianos consisten en melodía y los elementos dionisios consisten en ritmo y ritmo. El arte nace con la fusión de los dos.

A continuación, me gustaría tomar el Mito del Sísifo de Camus. Sísifo fue una persona que fue condenada por los dioses a rodar una roca todo el camino cuesta arriba, pero para su angustia, descubre que vuelve a caer. Los retratos de Camus son la temida monotonía y la angustia de la vida humana. Es por esta razón que Camus se convirtió en un nihilista ateo y existencial.

A continuación, me gustaría retomar la idea de Sartre de ser en sí mismo y ser para sí mismo. El ser en sí mismo es una conciencia primaria y el ser para sí mismo es una conciencia que está dirigida hacia los objetos. Para Sartre, el existencialismo es una filosofía por la cual tenemos que colocar la responsabilidad por nuestras acciones. Confiar en Dios u otros es considerado por él como un acto de mala fe.

A continuación, me gustaría retomar los conceptos freudianos de Id, Ego y Super Ego y también su análisis de sueños. La identificación es el asiento principal de nuestras pasiones, el ego es la cultura que nuestros padres traen a la existencia y el superyó son las leyes de la sociedad. Un yo tiene que caminar con cuerdas tensas para alternar un equilibrio, un equilibrio entre la identificación, el ego y el superyó. Los sueños de Freud se basan en la condensación y el desplazamiento. Los sueños condensados ​​son una fusión de imágenes simbólicas variadas. El desplazamiento en los sueños es el escapismo. El seguidor de Freud, Lacan, dijo que todos los sueños están estructurados en lenguaje. Los sueños son metáforas y metonimias. Según el lingüista Roman Jacobson, las metáforas que aparecen en el eje sintagmático y las metonimias ocurren en el eje paradigmático.

Otro concepto fascinante que me influyó fue el concepto de signo de Saussure. Un signo está formado por el significante y el significado. El significante es el elemento tangible, visual, donde el significado es una idea abstracta. Por ejemplo, en una oración: paloma es paz: paloma es el significante y paz es el significado.
A continuación voy a pasar al concepto de deconstrucción de Derrida. Según la deconstrucción, los signos en los textos privilegian a algunos y marginan a otros. Por ejemplo: se prefiere un hablante nativo de inglés en una escuela internacional en lugar de personas de países descolonizados. Para Derrida, el objetivo de leer un texto es revelar sus oposiciones estructurales.

A continuación, me gustaría retomar el concepto de Lacan del escenario del espejo. La etapa de espejo es una etapa en la que el niño se vuelve a aprender a sí mismo y a los aprendices a disociar su vinculación con la madre. Cuando el yo se realiza, para Lacan comienza el problema. El deseo y la falta entran en el reino del yo. Desde un mundo de plenitud el niño llega a comprender la escasez. El escenario del espejo se usa ampliamente en los estudios cinematográficos y analiza cómo el espectador queda encantado con el espectáculo del cine. Laura ha dicho que el cine debe incorporar miradas gay, lesbianas y femeninas en sus temas.

A continuación, me gustaría retomar: el concepto de Kristeva de lo semiótico y lo simbólico. La semiótica es un ámbito donde se evitan la sintaxis y la gramática. Por ejemplo: encontramos lo semiótico en danza, música y corrientes de conciencia narrativa. Lo simbólico es un ámbito donde existen la gramática y la sintaxis y las reglas del lenguaje. Los textos jurídicos, políticos y medicinales son de carácter simbólico. Para Kristeva el arte es una fusión de lo semiótico y lo simbólico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here